Siete Fuegos Carnes
DestacadoEspectáculosInternacionalesTecnología

Netflix apostará a tarifas más bajas fuera de Estados Unidos para seguir creciendo en el SVOD

Utilizará la política de tarifas como vector para ganar más territorios

Analistas de negocios en los Estados Unidos creen que Netflix puede subir sus abonos periódicamente e incluso así seguir creciendo en cantidad de usuarios.

Al mismo tiempo, la firma está testeando rebajas de sus tarifas sobre todo en mercados emergentes: la prioridad es sumar la mayor cantidad posible de abonados.

Sin embargo, en los Estados Unidos ha incrementado el costo de sus servicios más caros en dos dólares promedio en lo que va de 2018, y aún así logró exceder las expectativas de crecimiento en ese campo en los primeros tres trimestres del año.

Actualmente, Netflix cuenta con 137,1 millones de usuarios en todo el mundo, de los cuales 58,4 millones son de los Estados Unidos, de allí la importancia de su política de “suma” en el resto de los países en los que el servicio está presente.

De esa cantidad, 7,1 millones se sumaron luego del último incremento del abono. En una nota aparecida en Variety, se cita a uno de los ejecutivos de la firma, Greg Peters, quien afirma que se han ganado el derecho de ir subiendo el abono poco a poco y de manera regular en la medida en que los usuarios ven que la oferta es cada vez mejor en cuanto a cantidad y calidad.

“Podemos subir un poco el precio, tomar esa diferencia, reinvertirla en producción y ganar con la mejora de la oferta nuevos usuarios; y podemos mantener este modelo por varios años”.

En la conferencia de prensa que brindó en octubre para anunciar los resultados del tercer trimestre, Peters explicó que además están experimentando con un precio por debajo del más bajo estadounidense para ciertos países, especialmente India.

El motivo: quieren crecer en cantidad de usuarios, lo que les permite además expandir el territorio cubierto por la firma.

Esto es de enorme importancia porque, como se sabe, en 2019 comenzará en el campo del SVOD la competencia más grande, cuando Disney lance su propio sistema. En este momento, el mercado está muy concentrado y Netflix tiene una ventaja enorme. Su estrategia de sumar contenido propio -es decir, crear marcas propias- es lo que le va a permitir hacer frente a esa competencia enorme que se avecina en los próximos tiempos.

Y para eso requiere tener una cantidad igualmente grande de abonados. No solo porque son el combustible monetario para producir, sino porque le permite sostener la ventaja y el crecimiento. La política de precios de la empresa es uno de los principales arietes para sostener lo que es no solo un éxito comercial sino un cambio absoluto de paradigma para el entretenimiento audiovisual. La batalla de tarifas va a ser importante.

Fuente
Bae Negocios
Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados