NacionalesPolítica
Tendencia

Suben 7% sueldos a estatales, pero congelan salarios de ministros y funcionarios

El gremio mayoritario, UPCN, aceptó ese ajuste por el último trimestre del año. Rechazo de ATE, que recordó que el salario público perdió 40%.

Los trabajadores estatales tendrán un aumento salarial de 7% como único ajuste de 2020 además de los 4.000 pesos que decretó el Gobierno a principios de año para asalariados de los sectores privado y público. Fue la suba que ayer acordó la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), el gremio mayoritario de la actividad, con el Ejecutivo en la paritaria para el tramo de octubre a diciembre, con el compromiso de retomar las negociaciones en el último mes del año para establecer un nuevo valor desde enero de 2021. La discusión arrancó con el reconocimiento de la administración de Alberto Fernández de que los trabajadores públicos habían perdido 40% de su poder adquisitivo en los cuatro años de gestión de Cambiemos.

El entendimiento, que alcanzará a por lo menos 180 mil agente de la administración pública, fue rechazado por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), que por lo general no acompaña las decisiones de UPCN aunque su posición mayoritaria garantiza su efectiva vigencia. El argumento compartido por el Ejecutivo y el sindicato signatario es que el aumento resuelto sólo abarca un trimestre cuando en el arranque de la negociación la Jefatura de Gabinete había propuesto un 15% para todo el año de duración del convenio salarial.

Además los funcionarios alegaron que previo a la firma de ayer se había entablado una discusión por cuestiones extrasalariales pero que también concitaba la atención de los gremios de la administración pública, relacionada con otros ítems como la carrera administrativa y los concursos. El aumento resuelto no impactará sobre los $ 4.000 decretados a principios de año y tampoco alcanzará a un millar de funcionarios políticos y asesores de alto rango, excluidos taxativamente del ajuste.

De este modo, y a pesar del rechazo de ATE, el Gobierno logró anudar una de las grandes paritarias que restaban avanzar este año. También quedó pendiente una definición en la discusión salarial del gremio de Comercio, que con más de un millón de trabajadores alcanzados representa la mayor paritaria argentina. En ese caso, y cuando el gremio y dos de las tres cámaras daban por resuelto un aumento, la negativa de último momento de una de las patronales (CAME) frustró la firma de un acta que contemplaba el pago de $ 5.000 no remunerativos de septiembre a marzo de 2021.

Aquel esquema confirmaba que entre abril y agosto quedaría un “agujero negro salarial” inédito desde la reanudación de las paritarias, en 2004, y que ya consagró la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) en su actividad. Ambas, golpeadas por fuerza por la pandemia. En Comercio, sindicalistas y empresarios advierten que la negativa de CAME pudo estar relacionada a su inminente elección interna, el 2 de octubre.

En el caso de los estatales, además del retoque salarial el Gobierno concedió la mensualización del premio por presentismo, que hasta ahora se percibía de manera integral al cabo de cada cuatrimestre. También, que ese extra se moverá en igual proporción al sueldo en cada paritaria. Otro ítem que se adecuó a las negociaciones fue el de las licencias. Para ATE se trata de un aumento insuficiente que está muy lejos de compensar la pérdida de poder adquisitivo de los empleados públicos.

Fuente
ambito
Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados