NacionalesPolítica
Tendencia

Si el coronavirus entra a las cárceles se producirá una “catástrofe humanitaria”

Así fue afirmado desde la Comisión Provincial por la Memoria, en un duro escrito que en las últimas horas fue enviado al Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos, donde se expone la “necesidad de respuestas excepcionales y urgentes”. En las últimas horas distintos incidentes se han desatado en las sedes carcelarias, y no sólo en las bonaerenses. En el documento también se incluye un anexo dirigido a la Suprema Corte.

El avance del coronavirus pone en jaque a numerosas instituciones y el Servicio Penitenciario Bonaerense no es la excepción. En las últimas horas se han comunicado diversas noticias acerca de cómo se intenta mitigar la pandemia a partir del incremento de recursos preventivos, entre otras medidas, como las de permitir que familiares se acerquen a las sedes carcelarias con elementos de higiene.

 

Sin embargo desde la Comisión Provincial por la Memoria, a la cual pertenece el Comité contra la Tortura bonaerense, se entiende que eso no basta y por ello reclamó la “necesidad de respuestas excepcionales urgentes” en un duro y revelador escrito al que tuvo acceso este Diario. El documento fue enviado al ministro de Justicia Julio Alak, pero en el anexo se dirigen directamente hacia la Suprema Corte Bonaerense, también reclamando medidas y que se contemple la grave situación carcelaria.

 

 

“Si el virus ingresa en el ámbito carcelario en las actuales condiciones, se producirá una catástrofe humanitaria de enormes dimensiones”, puede leerse en unos de los apartados iniciales. Poco después se enfatiza que “las condiciones materiales deplorables de la infraestructura propician focos de infección y dificultan la implementación de medidas efectivas de prevención”.

 

“El hacinamiento y la sobrepoblación, entre otras variadas consecuencias, obstaculizan la posibilidad de distancia social a la vez que el régimen de vida de aislamiento generalizado bajo distintas modalidades, impide la posibilidad de una adecuada ventilación, el acceso al agua potable, la higiene y la salubridad. Las deficiencias de las políticas sanitarias en las cárceles, se traducen en falta de personal sanitario, falta de medicamentos, falta de asistencia básica o compleja y lo más grave, la falta de acceso generada por la mediación penitenciaria”, se agregó luego.

 

 

Son en total 9 los puntos que constituyen el reclamo. El primero de ellos requiere el “urgente tratamiento y resolución de arrestos domiciliarios y morigeraciones de cientos de detenidos que están dentro de los colectivos más vulnerables a la epidemia como mujeres embarazadas o detenidas con sus hijos, mayores de 60 años, personas con cuadros graves de salud y personas trans”.

 

“También de aquellos condenados por la comisión de delitos no violentos o de penas menores”, se añadió luego aclarando que “si bien la responsabilidad por esas medidas es del poder judicial, también el poder legislativo debe sesionar urgente en el marco de esta crisis, a fin de proceder a las reformas legislativas indispensables para reducir la sobrepoblación carcelaria”. Luego, entre otros puntos, se pide “incrementar con urgencia las acciones de prevención”, “controlar que los agentes penitenciarios cumplan con el protocolo” y la provisión de elementos adecuados para la higiene.

 

La situación en Sierra Chica

 

El documento también arroja un exhaustivo relevamiento de datos acerca de qué tipo de elementos han sido provistos a cada sede carcelaria en materia de prevención, para contrarrestar el avance del coronavirus. El estado de situación, según se añade, es hasta el 23 de marzo último.

 

 

El detalle expuesto a las autoridades provinciales da cuenta de tres aspectos. Por un lado la “entrega de elementos suficientes para la prevención del coronavirus: jabón, alcohol en gel, barbijos, guantes de latex”, en una segunda columna la “entrega de elementos de limpieza: lavandina, lejía, otros productos”, y, por último, el seguimiento de protocolo por parte del personal penitenciario.

 

Sobre la Unidad 2 se dio cuenta en el primer ítem que “no se entregaron a todos los pabellones. Solo en dos pabellones se informó la entrega de algunos jabones que no cubrieron la totalidad de las personas”. Sobre los restantes la respuesta fue aun más negativa: “No se entregaron” y “No se cumplen”, respectivamente.

 

Distinto fue lo expuesto con respecto a la Unidad N°27. Allí se dio cuenta que “se entregaron jabones”, que además “se entregaron útiles de limpieza” y que el protocolo “se cumple parcialmente”.

 

Por último, sobre la Unidad N° 38 se refirió que “solo en tres pabellones se entregaron un jabón y una pasta dental por detenido”. Sobre los ítems restantes la respuesta fue negativa.

Fuente
infoeme
Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados