DestacadoNacionalesPolítica
Tendencia

Las PASO tendrán el efecto de una primera vuelta, según encuestadores

Hablan del "efecto psicológico" que pueden generar para octubre. Cambiemos enfoca su campaña en llamar a votar.

La pelea de cara al 11 de agosto quedó en el primer plano. Según coinciden los encuestadores, ante un escenario de fuerte polarización, la función de las PASO no será dirimir candidaturas internas de los espacios sino que tendrán el peso de una elección general.

El consultor Ricardo Rouvier opinó en diálogo con LPO que estas PASO tienen un “sabor especial” porque la polarización alcanza casi el 74 por ciento de la intención de voto. “El 11 de agosto lo que se sentirá es la idea de dos fuerzas que compiten por el triunfo. Es un fenómeno paradójico, porque en esa fecha se plantean las internas partidarias pero no será así”, dijo y vaticinó que el tercer espacio que representa Roberto Lavagna probablemente se sienta “ahogada” ante la presión que ejercen las dos principales fuerzas.

En este escenario, en Cambiemos se enfocan en las PASO, mientras que Alberto Fernández no hace referencia a las primarias en su campaña, pese a que en su entorno muchos le advierten -sobre todo desde el espacio de Sergio Massa- que una diferencia menor a la prevista con Mauricio Macri podría ser un baldazo de agua fría de cara a la elección general.

En Cambiemos repiten que no es imposible que la elección quede ganada en primera vuelta, ya que la polarización puede desencadenar que Macri o Fernández superen los 45 puntos. Por eso lanzaron una fuerte campaña para llamar a votar masivamente, ante el riesgo de tener un electorado “menos politizado” que se relaje con el repunte de Mauricio Macri en las encuestas y no vaya a votar.

En el círculo íntimo de María Eugenia Vidal no están contentos con la campaña “triunfalista”. Mientras Federico Salvai desmiente algunas encuestas que los muestran con ventaja, cerca de la gobernadora explicaron a LPO que “el optimismo exacerbado no ayuda, porque si la gente piensa que la elección está ganada no irá a votar en las PASO”, algo que -creen- perjudicaría sobre todo al macrismo.

La idea no es del todo desacertada. El encuestador Federico Aurelio explicó a LPO que de acuerdo a sus investigaciones recientes, dentro del electorado con menos “probabilidad” de ir a votar es más afín a Cambiemos, mientras que entre los que tienen mayor “probabilidad” se agranda la diferencia a favor del Frente de Todos. “Sucedió en 2015, ya que en las PASO estuvo la mayor diferencia que obtuvo el Frente para la Victoria -unos 8 puntos- pero con muchos menos electores de los que fueron a votar en la general, que terminaron inclinando la balanza a favor de Cambiemos”, señaló.

Desde las oficinas de campaña que dirige Marcos Peña lanzaron una serie de spots sin firma en los que avisan que en las PASO “se define todo”. En el Gobierno admiten que no les ayudó hacer una campaña contra las PASO, cuando todavía insistían en que eran “inútiles” y las querían eliminar. “Nos pasamos de rosca con que no servían para nada. ¿Y ahora qué decimos? ?Señora, no sirven, pero por favor vaya a votar'”, ironizó un dirigente de la Provincia.

También admitió que la elección bonaerense no está “para nada ganada”, porque Vidal tiene que hacer una mejor elección que en 2015 y 2017 para poder reelegir. “Si (Axel) Kicillof le saca 7 puntos a Vidal en las PASO, la destruye para las generales y no tenemos ballotage”, analizó.

El encuestador Raul Aragón planteó a LPO que lo que las encuestas aún no pueden medir es el proceso político que se abra después del 11 de agosto. En ese sentido, habló del “efecto psicológico” de las PASO. “Si Alberto le saca sólo 3 puntos de diferencia haría muy difícil que gane un ballotage, porque el voto de Lavagna y Espert se irá con Macri. El kirchnerismo necesita unos 6 o 7 puntos a favor en las PASO y conservarlos en la general”, explicó.

Aragón aclaró que hoy en promedio Fernández tiene una ventaja de 5,5 por ciento y también opinó que si se agranda a más de 7 puntos podría ser contraproducente para Alberto: “Si le saca 10 a Macri y el mercado explota, se puede convertir en un arma de doble filo, porque Cambiemos hará una campaña en la que planteará que la economía se desestabilizará si vuelve el kirchnerismo”.

Según Aurelio, el resultado de las primarias marcará lo que se prevé para octubre. “Será clave, pero hay que analizarlo de acuerdo a la expectativa con la que la gente llegue a esa fecha, para ver si el votante se queda con una sensación de triunfo o de derrota”, afirmó y explicó: “Si el Gobierno pierde por 3 puntos en las PASO pero la gente -como hasta hace un mes- creía que perdería por más de 6, por más que pierda será leído como un triunfo mara Macri: la gente creerá que está en el camino de la recuperación y que podrá repetir lo de 2015”.

El encuestador explicó que lo que hay que analizar en las PASO es el cumplimiento o no de las expectativas que tenga el electorado en ese momento. Un escenario que se ha modificado: hasta hace un mes se decía que ganaba el peronismo por 5 puntos y ahora se está instalando que puede haber un escenario de paridad. “Si llegamos a las PASO pensando que habrá un empate técnico, pero el Gobierno pierde por más de 5 puntos, habrá una sensación de derrota para Macri”.

Fuente
lapoliticaonline
Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados