DestacadoNacionalesPolítica

Kulfas: “La deuda es legítima y se va a respetar”

El ex Gerente General del Central, que integra el equipo económico de Alberto Fernández, explicó a LPO la declaración del candidato sobre postergar pagos a bonistas privados.

Las primeras declaraciones sobre la renegociación de la deuda externa de Alberto Fernández como precandidato a presidente no cayeron nada bien en Wall Street y rápidamente su equipo económico salió a poner paños fríos para volver a la línea de moderación con la que piensan encarar la campaña.

“Queremos dar total certidumbre al pago de la deuda. Las deudas son absolutamente legítimas, los compromisos están asumidos y se van a respetar”, aclaró a este medio Matías Kulfas, uno de los referentes del candidato justicialista en la materia.

Es que si bien la renegociación con el FMI es un secreto a voces que hasta el propio Gobierno reconoce, los vencimientos con acreedores privados no se habían puesto en tela de juicio hasta este momento, cuando en un reportaje a Ámbito Financiero, Fernández afirmó: “hay dos terceras partes de la deuda que sí podemos renegociar con los acreedores privados y que podemos buscar mecanismos de espera, no de quita, pero al menos de espera”.

Según pudo saber LPO, las declaraciones tuvieron mucha repercusión en Wall Street, donde a su vez tienen un mal recuerdo de Guillermo Nielsen, otro de los referentes de “Alberto” que en el 2003 fue el encargado de renegociar los compromisos externos, logrando una de las mayores quitas de la historia mundial.

Más pragmáticos y conocedores de la historia argentina, en el mercado local no se asustaron demasiado y descuentan la reestructuración. “Un tipo que compró un bono al 16% sabe que le van a reestructurar, eso ya está descontado en el precio”, comentó un operador de la city, en diálogo con este medio.

“Yo no hablaría en esos términos, Alberto sostuvo que no tiene temor a discutir lo que haga falta, pero tenemos una situación tan delicada que hace difícil prever el escenario macro financiero de diciembre. Todavía quedan unos siete meses de gestión y esperemos que por el bien de los argentinos la situación al menos no empeore”, explicó Kulfas para calmar el nerviosismo generado.

La visión del ex Gerente General del Banco Central durante la gestión Marcó del Pont es poner el eje en una reactivación económica que permita reducir el peso de la deuda y así tener los recursos suficientes para afrontar todos los compromisos, dentro de los cuales, a diferencia de Alberto Fernández, destaca la importancia de los pasivos con el FMI.

En este sentido, el economista que supo ser muy crítico de la política industrial del kirchnerismo, hizo hincapié en la necesidad de generar dólares genuinos mediante un incremento de las exportaciones para pagar la deuda, una visión que en general se escucha más desde las filas de Cambiemos que en Unidad Ciudadana.

“El problema es que el Gobierno hizo una muy mala lectura del contexto internacional. Ensayó un estrecho relacionamiento con el mundo financiero como si estuviéramos en plena globalización tras la caída del muro de Berín. Hoy vemos un escenario de malestar con la globalización, no de auge, donde tenemos que darle todo el apoyo financiero a aquellos sectores que pueden generar dólares de manera genuina”, subrayó.

De todos modos, desde el equipo económico del Instituto Patria, comparten los dichos de Fernández respecto a la renegociación. “La apuesta es a una renegociación voluntaria que apunte a estirar los plazos para aliviar los próximos años. Nunca un escenario de default, pero si un plan a la portuguesa donde discutamos los vencimientos con el Fondo y con los acreedores privados también”, indicaron.

“Las necesidades financieras para el 2020 son de 8.000 millones de dólares, es algo que se puede financiar tranquilamente. El problema es en 2021 y 2022, pero te empiezan a medir el aceite de la concentración de vencimientos mucho antes.

Entonces la idea es bajar la percepción de vencimientos altos para bajar el riesgo país”, agregó a LPO un conocido referente económico del kirchnerismo que tiene muy buen diálogo con el Grupo Callao, el núcleo duro del nuevo candidato presidencial.

Fuente
LPO
Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados