NacionalesPolítica

Fondos pueden gatillar seguros contra default contra Argentina tras impago de intereses a bonistas

La Argentina ingresa hoy en default con tres bonos de legislación Nueva York denominados Globales 2021, 2026 y 2046 al no pagar intereses por u$s 503 millones.

Dado que es feriado también en EE.UU. el lunes 25, se produce el martes 26 formalmente el “failure of payment”, o la falta de pago.

En el mercado financiero de NY se negocian los CDS o seguros contra default, los que operan como cualquier cobertura tradicional ante un posible siniestro. En este caso, el siniestro es el incumplimiento en el pago.

El Comité de Operadores de Mercados Emergentes que regula esos contratos de seguros contra default se reunirá el 7 de junio para tratar lo sucedido con la Argentina y dictaminar si hubo o no siniestro. Claramente lo hubo más allá de que en los próximos días pueda haber un acuerdo.

Lo remarcable es que buena parte de los fondos que son acreedores del país y están negociando el acuerdo tienen comprado un seguro anti default por lo que compensarán las pérdidas acumuladas sus tenencias en papeles domésticos.

A ellos no les convenía un acuerdo veloz sino que el óptimo pasaba por cobrar el seguro y luego llegar a un ventajoso acuerdo en los próximos 10 días. El total operado de CDS o seguros contra default asciende a u$s 1.400 millones.

Un tema al que se le presta poca atención es que hay cláusulas de “cross default” entre los bonos, lo que significa que ante el default de estos Globales 2021, 2026 y 2046, los tenedores de otros papeles argentinos pueden reivindicar que el default también alcanza a sus tenencias y pedir que les paguen también y antes de su vencimiento, intereses y amortizaciones de capital.

Esto es un proceso que se llama “aceleración”, e implica que si se reúen acreedores con el 25% del total de la emisión de la deuda, pueden pedirle a la justicia norteamericana cobrar el 100% de lo adeudado por más que no se hayan producido vencimientos de intereses y capital aún.

El temor entonces es que en algunas series de bonos de poco monto emitido, se junten tenedores del 25% y se presenten judicialmente contra el país.

Por estos motivos es que este noveno default de la Argentina en su historia puede derivar en dificultades legales más allá de que sea efímero y que se produzca un acuerdo en los próximos 10 días.

El costo sigue siendo elevado: al no pagar u$s 503 millones, se genera ruido en una economía ya de por sí aturdida, con ahorristas temerosos que retiran sus dólares de bancos a un ritmo de 60 millones por día y un BCRA que debe vender reservas, 70 millones, para que no despegue el tipo de cambio oficial.

Fuente
A 24
Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados