DestacadoNacionalesPolítica

Exclusivo: Versiones de una cumbre de Gioja y Máximo con Massa para cerrar el acuerdo

La reunión se habría concretado este miércoles en una oficina ubicada entre la zona de Congreso y Once, para analizar la posibilidad de un acuerdo.

En una oficina ubicada entre la zona del Congreso y Once, Máximo Kirchner y José Luis Gioja se reunieron este miércoles con Sergio Massa. Es posible que los involucrados desmientan esta información, como suelen hacen los políticos cuando están en medio de negociaciones delicadas y estas salen a la luz.

El acercamiento de Massa al espacio que llevará la fórmula Fernández-Fernández es según todas las fuentes consultadas por este medio y que están al tanto de las conversaciones, la hipótesis más probable del rumbo que tome Massa.

En el reciente congreso del Frente Renovador, Massa recibió el mandato de trabajar en un acuerdo que evite la división de la oposición y permita evitar que Macri repita en la presidencia.

En alarma, la Casa Rosada salió a instalar que podría habilitar las colectoras para que dirigentes opositores lleven la boleta de María Eugenia Vidal. Fue un mensaje a Massa y a Juan Manuel Urtubey. Pero lo hicieron con tanta torpeza, que queda flotando la duda sino fue una jugada de Marcos Peña para inviabilizar políticamente una iniciativa que estaba reclamando Vidal, pero que tiene demasiado riesgo para Macri.

En la reunión de ayer, Massa concurrió acompañado por el diputado Diego Bossio, a quien no le permitieron sumarse a la reunión. Es que el ex titular de la Anses todavía no logró recomponer su relación con el núcleo más cercano a la ex presidenta, empezando por el propio Máximo.

La vía judicial para derogar el decreto de Macri de apenas unas semanas que prohíbe las colectoras no es prometedora. La jueza electoral Servini de Cubría ya rechazó tres planteos que buscaban su anulación. Por eso, al Gobierno sólo le quedaría la opción de que Macri saque un decreto que anule lo que firmó hace apenas unos días atrás.

Semejante zafarrancho institucional, en una materia tan delicada con lo electoral, no es propio del discurso de mejor cívica que impulsa Cambiemos y representaría un costo político al límite de lo insoportable.

En la reunión de ayer, Massa concurrió acompañado por el diputado Diego Bossio, a quien no le permitieron sumarse a la reunión. Es que el ex titular de la Anses todavía no logró recomponer su relación con el núcleo más cercano a la ex presidenta, empezando por el propio Máximo.

Entre los múltiples temas abordados, apareció la situación electoral en Tigre. Massa no descarta que su mujer, Malena Galmarini, enfrente en las primarias al actual intendente Julio Zamora, alineado con el PJ bonaerense. Se trata de una discusión entre amigos, pero que contiene la tensión inevitable de la puja política.

Alberto Fernández confirmó este jueves de manera indirecta las negociaciones, al evaluar que un acuerdo con Massa en este momento está al 50 por ciento de posibilidades. Para el kirchnerismo el acuerdo es crítico, porque permitiría elevar el piso de votos en la provincia y acaso acercarse a un triunfo en primera vuelta.

Esa es la hipótesis en la que trabajan Alberto Fernández y Cristina Kirchner, porque saben que en un ballotage puede pasar cualquier cosa.

Fuente
LPO
Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados