DestacadoNacionalesPolítica

El superávit comercial llegó a USD 950 millones en julio y esperan una suba mayor tras la devaluación

Se trata del onceavo mes consecutivo con saldo positivo a partir del desplome de las importaciones que ahora sin dudas se potenciará.

El dólar “subvaluado” de julio que denunció Alberto Fernández durante toda la campaña no impidió que el superávit comercial alcance los 951 millones de dólares en dicho mes y acumule un total de 6.540 millones en lo que va del año.

Se trata del onceavo mes consecutivo que la Argentina le vende al mundo más de lo que le compra, en un fenómeno que se viene registrando desde la devaluación del 2018 tras la cual se desplomaron las importaciones.

Por lo tanto, los analistas esperan que luego del reciente ajuste cambiario de agosto, este saldo positivo se vea incrementado notablemente, principalmente por las compras externas que evolucionan al compás del dólar. De hecho, en julio se vio una desaceleración de esta caída justamente por la apreciación cambiaria que advertía el candidato opositor.

Mientras que en marzo las importaciones bajaban a un ritmo del 33,7%, en el último mes lo hicieron en un 20,6%, con especial énfasis en los vehículos automotores de pasajeros (-49,3%) y combustibles y lubricantes (-40,4%), pero con una menor merma de bienes intermedios (-8,3%) y accesorios de bienes de capital (-4,6%).

En tanto, las exportaciones aumentaron un 8,3% en dicho mes gracias al impresionante crecimiento del 56,2% de las ventas de productos primarios al contrastarlas con la sequía del 2018.

Por ejemplo, las ventas de porotos de soja excluidos para siembra tocaron los 429 millones de dólares; el maíz en grano 253 millones de dólares; harina y pellets de la extracción del aceite de soja 99 millones de dólares; aceite de soja en bruto, incluso desgomado 87 millones de dólares; y carne bovina, deshuesada, congelada 66 millones de dólares.

Por su parte, las manufacturas de origen agropecuario avanzaron un 9,5%, aunque las de origen industrial cayeron un 17,8% al igual que combustibles y energía (-6,3%).

Esta evolución del comercio exterior tiene su correlato en la variación del intercambio con los principales socios comerciales del país. Las ventas hacia China -destino predominante de los productos agropecuarios-, se incrementaron un 85,8%, en cuanto importaciones de ese origen -en general asociadas a manufacturas industriales- se contrajeron en un 17,1%.

Con Brasil, por su parte, donde el grueso del comercio se sustenta en la industria automotriz, las compras cayeron un 35,4%, mientras que las ventas lo hicieron un 12,8% al ser compensadas por el envío de productos primarios.

 

Fuente
LPO
Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados