NacionalesNota de TapaPolítica
Tendencia

El Gobierno anunció que presentará la semana próxima el proyecto de reforma judicial

El Presidente aseguró que lo único que busca es mejorar el sistema judicial.

Pocas horas después que Diputados aprobara el proyecto de reforma de las jubilaciones de privilegio para magistrados y diplomáticos, en una sesión cargada de tensión y cruces con la oposición por la manera en que lograron tener quorum para tratar el proyecto, Alberto Fernández anunció que mandará la semana próxima la reforma judicial que había prometido el día que asumió la Presidencia y que apunta directamente a los jueces de Comodoro Py.

“Es un proyecto de reforma que trata de poner orden en el funcionamiento de la Justicia que le corresponde al Estado Nacional, que es la Justicia Federal. También qué hacemos con los tribunales ordinarios de la Ciudad; hay que traspasar ciertas jurisdicciones que vienen demoradas”, sostuvo en diálogo con Radio 10, sin dar mayores precisiones al respecto.

Tal como anticipó LA NACION, Fernández tiene definido resucitar el espíritu que tenía el “plan Beliz” de 2003. Es decir, diluir el poder de los jueces federales de Comodoro Py-donde se tramitan las causas de corrupción- y cortar las históricas terminales que los servicios de inteligencia tienen en esos tribunales. El propio regreso de Gustavo Beliz a la función pública ilustró estas intenciones.

“La Justicia necesita una revisión. Llegamos a un punto en el que las cosas no están funcionando bien. La Justicia, en términos económicos, se aleja del resto de la Argentina”, señaló.

El Presidente aseguró que lo único que busca es mejorar el sistema judicial. “Quiero jueces independientes, quiero jueces dignos, probos. Creo que una inmensa mayoría son así. No se trata de meter a todos en la misma bolsa”, añadió.

Tensión con el Poder Judicial

El anuncio llega en momentos en los jueces amenazan con renuncias masivas para cobrar de inmediato sus jubilaciones ya concedidas y no verse perjudicados con el proyecto de ley que ya tiene sanción en Diputados, y será aprobado en el Senado, ya que el oficialismo cuenta holgadamente con los números

El presidente del Consejo de la Magistratura, Alberto Lugones, expresó su preocupación al considerar que de aprobarse la ley que modifica el régimen especial jubilatorio y de pensiones para jueces, fiscales y defensores oficiales, habrá entre “100 y 150 renuncias de jueces”, lo que generaría “entre 380 y 420 vacantes” y pondría en riesgo el funcionamiento del Poder Judicial.

Al respecto, Fernández cuestionó con dureza la falta de apoyo de Juntos por el Cambio y el rechazo del poder judicial a los cambios que introduce el proyecto en el Impuesto a las Ganancias para los magistrados.

” Los que colonizaron la Justicia fueron ellos. Yo ni siquiera estoy buscando que alguno de los jueces que ellos han puesto tengan que jubilarse. Es asombroso lo que han hecho”, dijo al cuestionar a la oposición.

Según sostuvo “hicieron lo que quisieron en la Justicia y manejaron el Consejo de la Magistratura de un modo patético”. Al endurecer su postura expresó: “Ahora vienen a explicarme a mí. Pero tienen un problema: que yo de este tema sé”.

Sobre el proyecto de ley sobre jubilaciones que obtuvo media sanción en Diputados y redundará en una merma en los haberes del orden del 20 a 40%, el Presidente justificó la medida en que “hay que entender que en la Argentina la jubilación promedio es de 24.000 pesos” por lo que ” estos regímenes son insoportables: las jubilaciones de los jueces rondan los 300 mil pesos en promedio. Son un costo muy alto para el Estado”.

Tras ejemplificar que un juez de la Corte gana tres o cuatro veces mas que el Presidente de la Nación, Fernández apuntó contra los jueces que amenazan con jubilarse para acogerse al régimen que será reemplazado. ” Si es más importante beneficiar sus bolsillos antes que dar el servicio de justicia al país, tienen el derecho a hacerlo”, dijo.

“Yo no tengo ningún interés de que los jueces renuncien y se vayan, no induzco a nadie a jubilarse y ojalá los jueces dignos sigan trabajando y entendiendo que se tienen que hacer un aporte distinto a la Argentina”, expresó.

Ante las acusaciones de la oposición de que el Gobierno no abrió el proyecto de ley a debate, Fernández dijo que “no es cierto que no hubo diálogo”. ” Yo hablé con el presidente del Consejo de la Magistratura e incorporé cambios que pidieron. Los gremios también incluyeron modificaciones”, argumentó.

Fuente
La Nacion
Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados