Siete Fuegos Carnes
DestacadoNacionalesPolítica
Tendencia

El discurso de Marcelo Tinelli que estimula una candidatura

"Nunca perdamos los sueños y las esperanzas en Bolívar y en nuestro país", resaltó el conductor que dice no ser político ni candidato durante la inauguración de obras en su ciudad natal

Volver cada tanto a la tierra donde uno nació es una manera de escaparle al desarraigo. Marcelo Tinelli habla del destierro como el peor castigo para un ser humano y de su partida anticipada cuando tenía diez años. Corrió en su ciudad natal a pesar de su rodilla y después descansó en el despacho del intendente justicialista Marcos Pisano. Tras la entrega de premios subió al escenario y le habló a la gente de su San Carlos de Bolívar más que a los corredores que llegaron desde otras ciudades, incluso de otros países, para  la vigésima edición de la maratón que lleva el nombre de su papá, Dino Hugo Tinelli, una excusa para el regreso anual y una forma de revitalizar a la ciudad y generar ingresos que se traducen en obras.

Detrás de un cordón de jóvenes que entrelazaban sus manos más de 6000 corredores esperaban la señal de largada a las cinco de la tarde. No había símbolos políticos aunque la imagen del rey de la televisión se destacó ploteada sobre un vehículo municipal. Tampoco se oyeron estribillos políticos, sólo la canción ‘Aurora’ mientras Tinelli izaba la bandera nacional y luego el Himno Nacional que los corredores tararearon con voz fuerte como si estuvieran en la cancha. Del otro lado del mástil un grupo de chicos lo ‘cantó’ con lenguaje de señas. Un marco que cualquier candidato desearía tener. Pero él dice que no lo es, aunque lo desee.

No soy político” había dicho con gesto de complicidad en su cara ante la presencia de quien escribe esta nota antes de lanzarse a correr.

Sin embargo, el hombre serio y sólido que se plantó sobre el escenario cuando todos los corredores completaron la carrera hizo un repaso de 20 años de obras generadas a partir de la maratón que impulsó durante la gestión del ex intendente radical Juan Carlos Simón. Simón había acudido hasta él para pedirle una mención en su programa sobre  un concurso de canto. Pero como Tinelli siempre pensó en grande le cambió su idea por este evento deportivo que se convirtió en el puntapié que llevó a que hoy 7 de cada diez bolivarenses practique algún deporte.

Tinelli, serio, reflexivo, aplomado, con un dejo de emoción al mencionar  a su familia o su infancia, repitió varias veces lo que ya había dicho al inaugurar un comedor para chicos por la mañana: “Lo que hicimos acá se puede replicar en la provincia o en el resto del país”.

Tinelli no es político. Y tampoco es candidato.

“Esto es el esfuerzo de todos ustedes, esto han logrado todos ustedes”, siguió cuando ya era de noche y no se veían los papelitos plateados que le lanzaron en forma de lluvia al atravesar la meta.

Se oyeron fuertes aplausos cuando entre las obras que enumeró recordó los tiempos en que los pacientes que necesitaban dializarse debían ir a otras ciudades.

Su madre estuvo presente en un discurso emotivo y sincero. “Tal vez si hubiera habido un centro mental como el que hoy inauguramos ella se hubiera podido atender acá”, lamentó sobre su salida apurada de la ciudad aunque tal vez en ese caso él no se hubiera tenido que ir y entonces tal vez tampoco fuera quien es y quién sabe si  habría maratón y equipo de voley o una cancha de hockey hecha con los recursos generados por la carrera internacional que además de los ingresos por la inscripción cuenta con sponsors importantes. De hecho las remeras de cada una de las 20 ediciones exhibidas en el cine Avenida evidencian el crecimiento del evento al ritmo de la fama y el rating del hijo pródigo que volvió.

Tinelli no está en su lanzamiento de campaña.

“Las cosas se pueden hacer bien y honestamente. Es un ejemplo para el país y la provincia”, siguió el discurso serio en un tono muy alejado de ‘una joda para Tinelli’. Y la misma frase se le oirá varias veces más.

En cada carrera Tinelli revive su infancia al pasar frente a su casa, la casa de una maestra, la de su tía, la peluquería donde se cortaba el pelo y ese cine donde los miércoles iba a ver películas de cowboys en continuado y adonde su madre lo iba a sacar después de varias horas. Ese cine estuvo cerrado mucho tiempo. Mientras corría una de las carreras Marcelo vio el cartel que anunciaba su venta y antes de que el Avenida se convirtiera en un supermercado prefirió comprarlo, lo donó al municipio y después “hinché a cuanto gobernante pude para hacer convenios”, recordó micrófono en mano.

“Antes la gente se iba a Olavarría y ahora de Olavarría vienen al cine acá”, testimonia un joven en un video que dura 22 minutos con 40 segundos y que se pasa por pantalla gigante al término del discurso del conductor de ‘Bailando por un sueño’.

Marcelo Tinelli: “Con la fuerza de ustedes vamos a seguir haciendo” (La Flia/Negro Luengo)

Marcelo Tinelli: “Con la fuerza de ustedes vamos a seguir haciendo” (La Flia/Negro Luengo)

Si Tinelli fuera político y candidato las imágenes serían su repaso de gestión.

Pero no lo es, aunque haya dicho sobre el escenario que hicieron el Club Ciudad de Bolívar y generaron actividades deportivas entre otras razones para “sacar a los chicos de la droga y de la calle”.

Salud. Educación. Deporte. Esos son los objetivos que se planteó y para cumplirlos este sábado inauguró un centro de salud mental, el comedor infantil “Pequeños Gigantes” y una sala de lactancia que ya es parte de uno de los seis bancos de leche materna en todo el país. Lo empuja el diputado nacional y ex intendente Eduardo ‘Bali’ Bucca, que además es su amigo y médico y el primer peronista en gobernar la ciudad.

Marcelo Tinelli no es político pero ha hecho política en su programa y pudo en este aniversario tener una foto ‘limpia’, sin más políticos que los cercanos. Sólo estuvieron a su lado, además de su familia y los Tinelli (tíos, tías, primos, sobrinos, etc) que llegaron desde otras ciudades, el intendente Pisano; Bucca y  la ex candidata a senadora por Cumplir Florencia Casamiquela y el también bolivarense Manuel Mosca (único de Cambiemos y presidente de la cámara de Diputados bonaerense). De visitante llegó el intendente de Concordia, Enrique Cresto. El joven peronista, también atleta, llegó con una comparsa para promocionar la Carrera de los Reyes que tendrá lugar en Entre Ríos en enero.

Ellos sí son políticos. Y corrieron detrás del que dice no serlo.

No hubo otros dirigentes presentes, a pesar de que 70 municipios de distintos partidos firmaron convenios para que sus atletas corrieran sin pagar inscripción y de que a pocos kilómetros se realizara un megaencuentro de Cambiemos. Dicen que algunos referentes nacionales querían ir a Bolívar. Pero no hubo figuras de renombre de la política nacional o provincial que hubieran cambiado el foco del evento. Eso sí, dos de los cuatro sponsor estampados en las remeras de la carrera fueron de la administración bonaerense: la Defensoría de la Provincia y la Lotería Provincial, única marca que figuró en la espalda.

Tinelli no anunció una campaña política. De todos modos los periodistas de la región se preguntaban si el feeling con la gente se traduce en votos. Insistieron ante sus colegas bonaerenses para saber su opinión al respecto.

Como Tinelli no está en campaña lo que dijo no puede tomarse como un slogan presidencial aunque podría serlo: “Vamos a seguir haciendo cosas por Bolívar, con la fuerza de ustedes vamos a seguir haciendo”.

De yapa dejó una invitación que también pareció estimular una probable candidatura: “Nunca perdamos los sueños y las esperanzas en Bolívar y en nuestro país”.

 

Fuente
infobae
Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados