NacionalesPolítica

Clases presenciales: las provincias reclaman que Trotta convoque al Consejo Federal de Educación y cambie el semáforo epidemiológico

De acuerdo a las declaraciones del presidente Alberto Fernández y del ministro de Educación, Nicolas Trotta, la discusión por el regreso a las clases presenciales en el ciclo lectivo 2021 se encaminaría a una resolución. Sin embargo, en la última semana los encargados de las políticas educativas de las diferentes provincias empezaron a hacer una serie de consultas a la Casa Rosada que todavía no fueron respondidas.

Uno de los ejes centrales, según pudo reconstruir este medio, tiene que ver con el semáforo epidemiológico que elaboró el Consejo Federal de Educación el año pasado cuando se discutió el retorno progresivo a las aulas. Por más que la intención de la Casa Rosada es que cada provincia decida cómo y cuándo habilita las clases presenciales es necesario que dicho Consejo modifique esos parámetros.

La medida, al margen de un trámite burocrático, es necesaria para establecer consensos en común entre las diferente provincias. Algo así como sucedió con el decreto con las recomendaciones del Gobierno nacional para los mandatarios provinciales con las restricciones a la nocturnidad.

La fecha por la que los mandatarios provinciales buscaron precisiones de parte de Nación es el 8 de febrero, que es cuando se estipula el regreso de los docentes. “Hay que darle un horizonte claro a docentes, empleados no docentes, a los alumnos y los padres. Por eso preguntamos por la convocatoria”, expresaron desde unas de las provincias del centro del país.

Es por ese motivo que los gobernadores empezaron a reclamar la convocatoria al Consejo para empezar a dar definiciones. Por lo bajo, mientras tanto, sospechan de que Trotta busca ganar tiempo. Es que, ante la presión social y los números de las encuestas adversos, el Gobierno decidió enfrentarse abiertamente a la pata sindical del kirchnerismo, Ctera, con el regreso a clases.

Sin ir más lejos, ayer por la noche, el titular de la cartera educativa buscó llegar a un punto de encuentro con los referentes de dicho gremio luego de las declaraciones del jefe de Estado; la falta de infraestructura para el retorno a clases presenciales de la totalidad de los alumnos será el próximo foco.

En ningún país del mundo se está dando una presencialidad del 100% en el marco de la pandemia y eso, según los protocolos vigentes, implica un distanciamiento dentro del aula”, dijo Trotta en diálogo con C5N. A lo que agregó: “Y no existe infraestructura en ningún lugar del mundo que pueda permitir la presencialidad absoluta -como era previo a la pandemia- en las condiciones actuales, ni en la Ciudad ni en otra jurisdicciones”.

Esa premisa es compartida por la mayoría de los mandatarios provinciales que ya están ideando esquemas de clases presenciales con rotación o semi presencialidad.

El semáforo epidemiológico que se acordó el año pasado toma en cuenta el nivel de transmisión, la cantidad de contagios y su evolución, y el porcentaje de ocupación de camas de terapia, y del cruce de estas variables sale el color.

El rojo implica un riesgo alto, y por el cual en esa jurisdicción no se podrán abrir las escuelas. Mientras que el amarillo representa un mediano riesgo, y dentro del cual podrán iniciarse actividades educativas no escolares con hasta diez personas. En tanto que el verde significa un riesgo bajo, y una oportunidad para el retorno de las clases presenciales.

Por otra parte, la semana pasada, el Gobierno porteño les ratificó a los gremios docentes que las clases comenzarán el próximo 17 de febrero y que “la presencialidad es prioridad absoluta”, en medio de la discusión por el regreso a las aulas en medio del rebrote de coronavirus.

Fuente
A 24
Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados