DestacadoNacionalesPolítica
Tendencia

Bonadío volvió a procesar y a pedir prisión para Cristina por la cartelización de la obra pública

Resolvió hoy la “situación procesal” de 156 exfuncionarios, incluida Cristina Fernández de Kirchner, y empresarios a quienes responsabiliza por la “matriz de corrupción” desplegada entre 2003 y 2015 en la obra pública.

El Juez Federal Claudio Bonadío volvió a procesar y a pedir el encarcelamiento de Cristina Fernández de Kirchner, además de resolver la situación procesal de 156 exfuncionarios y empresarios a los que atribuye la formulación de una “matriz de corrupción” desplegada entre 2003 y 2015 en torno a la obra pública.

Además, decidió iniciar el proceso de elevación a juicio del conjunto de las causas que integran el escándalo de los cuadernos del chofer Centeno y otras causas donde se sigue la pista del presunto pago de coimas para acceder a la obra pública. 

Con el de hoy, Cristina Kirchner acumula 12 procesamientos y 6 pedidos de prisión preventiva. Además, le dictó un embargo a la expresidenta por 11.500 millones de pesos.

Entre los empresarios alcanzados por la lupa de Bonadío aparecen Gerardo Ferreyra, Lázaro Báez, Cristóbal López, Fabian De Sousa, Carlos Wagner, Aldo Benito Roggio, Eduardo Eurnekián, Angelo Calcaterra y Juan Chediack, entre los de más renombre. Por el lado de los funcionarios, aparecen Julio De Vido y José Lopez.

En un texto en el que consta un repaso sumario de las causas, Bonadío alegó que “se puede afirmar que está investigado, expuesto y resuelto el nudo y la matriz de corrupción desplegada entre 2003 y 2015 por los funcionarios del ex ministerio de planificación federal y por los integrantes del Poder Ejecutivo”.

Allí mismo dio cuenta de una “una maniobra compleja, organizada, planificada  y  ejecutada  por  los  máximos funcionarios  políticos  del Poder Ejecutivo Nacional y  el  ex-ministerio  de  planificación  federal”, que, dijo, para poder comprenderse de manera acabada “debe  ser  vista funcionar en su conjunto”.

Por eso pidió un juicio oral “lo más amplio posible” que evite “elevaciones parciales  que  solo  sirven  para  desdibujar  la  maniobra  y  que  también  conlleva posibles contiendas meramente dilatorias de competencia entre Tribunales Orales”.

“Es central entonces  que  todas  las  causas  que  componen  esta investigación lleguen al proceso de juicio oral y público en el tiempo más corto posible y con la maniobra ya descripta con la mayor cantidad de elementos incorporados provenientes de las causas descriptas en este interlocutorio”, continúa el magistrado.

En un párrafo llega admitir que ese camino no es “seguramente” el más fácil, pero será “el más exhaustivo y el más seguro si se busca un proceso sólido y contundente en la etapa oral que permita de manera definitiva atribuir las responsabilidades penales que correspondan y se exculpe a quien debe serlo”.

Fuente
infocielo
Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados