DestacadoNacionalesPolítica

Béliz ahora busca negociar con el gobierno de Italia para destrabar el soterramiento

El Gobierno quiere evitar las multas de la rescisión del contrato y por eso apunta a que los italianos aseguren los fondos del HSBC y Deutsche Bank.

Gustavo Béliz intenta negociar con el gobierno de Italia para que se destrabe el soterramiento del tren Sarmiento que el Gobierno pensaba desechar.

Tan sólo un mes atrás, el ministro de Transporte, Mario Meoni, anunció que el Gobierno se encaminaba a rescindir los contratos del soterramiento. Es una obra postergada durante los últimos dos gobiernos y de un costo de alrededor de entre 1200 y 1500 millones de dólares que parece una utopía ante la situación económica argentina y en medio de las escabrosas negociaciones con los bonistas privados y el FMI.

“Entendemos que en el marco de la crisis que tenemos hoy no podemos llevar adelante una obra de esas características, que además viene con muchas dificultades”, dijo Meoni, en ese sentido, el pasado 13 de enero.

El Gobierno iba a analizar sin embargo el costo que podía tener la rescisión del contrato con las empresas adjudicatarias. Según publica Clarín, en el área jurídica de Transporte analizaron la última reformulación del contrato aprobada por una resolución (394/2019) de Guillermo Dietrich el 5 de julio.

En el Gobierno estiman, según el informe preliminar de legales, que romper el contrato desencadenará una batalla judicial contra la UTE a cargo de la obra. El informe indica que la UTE integrada por la italiana Ghella y la argentina Sacde (la ex Iecsa que perteneció a la familia Macri), cuenta con argumentos para lograr un resarcimiento importante. “Y aunque sea el 30 por ciento (del contrato) ya es mucho”, expusieron fuentes oficiales al matutino.

En este marco, en el Gobierno creen que la mejor estrategia es el limbo: pagar la multa es el peor escenario y por eso al menos deben hacer el intento para que la obra siga en pie, aunque no haya avances concretos por el momento.

Béliz llevó a la gira de Alberto Fernández por Europa una carpeta con varias obras que adeuda el Estado argentino y una de ellas es el soterramiento. El secretario de Asuntos Estratégicos ahora irá a la embajada italiana para conseguir el respaldo de la Agencia Italiana de Crédito Externo (SACE).

Sin el respaldo de esa entidad aseguradora, que garantiza el riesgo político y comercial, los bancos que habían prometido el financiamiento en el pasado no pisarán suelo argentino. Los bancos son las sucursales italianas del Deustche Bank y Hsbc.

El lobby de la Italiana Ghella puede ser una carta importante para jugar. Aunque en el Gobierno aseguran que la UTE debe despegarse del escándalo mundial de Odebrecht que salpicó al soterramiento. Todavía están a la espera de que una comisión de transporte avale la obra para conseguir el financiamiento.

Fuente
LPO
Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados