EntrevistasEspectáculosNacionales

Mariano Cohn, director de 4×4: “Quiero sacudir al espectador y abrir el debate”

4x4 es la nueva película del realizador de El ciudadano ilustre que se estrena mañana. Protagonizada por Peter Lanzani, Dady Brieva y Luis Brandoni, el director nos cuenta sus detalles en esta nota.

4×4 es la nueva película de Mariano Cohn, el director (junto a Gastón Duprat) de El ciudadano ilustre, premiada en los festivales de Venecia, Haifa y La Habana y ganadora de premios Sur, Goya, Ariel, Platino, Fénix y Forqué). Esta nueva cinta trata sobre un ladrón (Peter Lanzani) que ingresa a robar a una camioneta y queda encerrado. Mientras el dueño del vehículo (Dady Brieva) comienza a comunicarse mediante el sistema multimedia del auto, el ladrón comienza a sufrir física y mentalmente el encierro. EL INTRANSIGENTE conversó con el director de la película que se estrena mañana en todo el país.

¿Cómo surge la idea de la película?
La idea era partir de un hecho real o de varios hechos reales. Si bien hubo hechos de este tipo en Córdoba, en Brasil y en Seattle, la idea era crear un caso testigo para poder retratarlo desde todas las posiciones diferentes en temas como la violencia, el miedo, la inseguridad y la desigualdad. Temas que están en debate desde hace mucho tiempo. Ese fue una parte del motor de la película. La otra parte era el género, yo buscaba explorar un género que no había realizado antes que era el thriller. Una película de supervivencia con un personaje expuesto a una situación extrema, tanto física como psicológica. Y entonces, a partir de ahí, surgió este Frankenstein que salir a exposición pública.

La película cumple con todos los ingredientes del thriller y genera un clima nunca antes visto en el cine argentino ¿Qué esperás que le pase al espectador después de verla?
Una búsqueda constante en nuestros trabajos, en los que hicimos y produjimos con Gastón [Duprat, director de Mi obra maestra], es justamente que al final el espectador tenga que hacer un ejercicio y que, de acuerdo a la posición ideológica que tome el espectador, ese sea el sentido la película. En 4×4 se va a plantear un dilema moral desde el minuto uno. Ante ese dilema, los espectadores van a tomar una posición.

¿Coincidís en que no siempre lo legal es justo y no siempre lo justo es legal?
Mi posición es un detalle menor al lado de lo que quiero que genera la cinta que es abrir el debate. Yo creo que lo bueno acá es que la película toca un tema que el cine argentino no se animó a tocar. Y que si la cinta resulta eficiente se va a empezar a debatir. Yo quiero abrir el tema y sacudir al espectador. Hasta el momento esto estaba retratado desde sólo una perspectiva, había como un retrato fashion de la marginalidad, y a me parecía que era mucho más complejo el tema.

Por eso vos presentás la historia desde dos lugares.
La idea no era ni estigmatizar al ladrón ni tampoco al justiciero. Ahí es donde la película hace base, porque se narra desde las dos perspectivas, sin caer en un lugar común. Ese era un terreno fértil para personas de nuestra generación que siempre discutimos sobre esto. Porque, además, hay mucho doble discurso y nadie dice lo que piensa, especialmente con los casos de justicia de mano propia.

Peter Lanzani. Dady Brieva y Luis Brandoni

¿Cómo llegaste a Peter Lanzani?
En el caso de Ciro (el personaje de Peter), necesitábamos un actor muy valiente que no se asustase con el guion. Necesitábamos a alguien con capacidad actoral, física y dramática. Yo vi sus últimos trabajos, lo vi muy bien, pero el primer día de filmación me encontré con un actor realmente completísimo. Para mí es el mejor de su generación, lo comprobé después de la primera toma. Su papel genera un alto desgaste físico que iba padeciendo minuto a minuto, ya que la peli se rodó en orden cronológico. Estoy super conforme con el trabajo. Los tres personajes son muy complejos y los actores fueron muy valientes en animarse. Porque no son personajes que generen empatía de inmediato, no son muy humanos ni políticamente correctos.

¿Y con respecto a Dady y a Luis Brandoni?
En cuanto a Dady, ya habíamos trabajado juntos en El ciudanao ilustre. Me gusta trabajar con él y se que a él le gusta trabajar con nosotros. Su papel es bastante complejo, hay una carga moral muy fuerte y el aportó su bagaje. A mi parece un actor dramático complejísimo. En el caso de Beto Brandoni, que compartimos Mi obra maestra, cuando leyó el guion, me dijo: “Este es el papel más provocador que me ofrecieron desde hace mucho tiempo.”

El proceso de realización

Es una película distinta y novedosa para el cine local ¿Tuviste muchos desafíos al momento de realizarla?
Lo primero fue montar una calle entera como escenografía, donde sucede íntegramente la acción de la película. Después, trabajamos con cuatro camionetas clones y la filmación fue otro desafío. Cada plano es único, ya que no repetimos ninguna puesta de cámara. Pero el mayor desafío de la película tuvo que ver con el sonido, que tenía que estar totalmente controlado. La idea era que el espectador quede encerrado junto a Peter, para que se pueda sentir el mismo clima. Tuvimos que recrear los sonidos uno a uno. Al ser una coproducción tuvimos apoyo de técnicos españoles, como Oriol Tarragó que participó en películas como Lo imposible y Un monstruo viene a verme, del director Juan Antonio Bayona, que dirigió el sonido.

¿Cómo fue el proceso?
En este casi la película se hizo en conjunto y todo el equipo aportó, no es una obra en la que yo “muero con la mía”. Y en ese sentido es donde yo aprendo mucho, porque es como ir 50 años seguidos a la mejor universidad de cine que te imagines. Porque cuando te encontrás y te enfrentás a los problemas, te hace falta un equipo completo, que entienda el concepto, que te apoye y que aporte cada uno en lo suyo. Más allá de que yo sé lo que quiero, me gusta trabajar en conjunto.

Próximo proyecto

¿Ya tenés (o tienen) un próximo proyecto?
Vamos a volver a dirigir en dupla con Gastón Duprat. En enero comenzamos a rodar en España. No puedo adelantar mucho, pero van a estar los tres actores más importantes del cine español. Vuelvo a la comedia, la comedia incómoda que es la “especialidad de la casa” (risas), pero no descarto volver a este género del que aprendí muchísimo.


Una obra dedicada a su hermano

La película está dedicada a su hermano, Alejandro Cohn. Mientras Mariano filmaba El ciudadano ilustre, Alejandro tuvo una baja de azúcar en la calle, entró con vida al hospital de San Isidro y salió con muerte cerebral. Luego de años de lucha en la justicia contra los médicos y el poder político, Mariano renunció a la acción civil y lleva adelante una denuncia penal, en la que busca que la causa se eleve a juicio oral. “Se van a cumplir cuatro años de la muerte de mi hermano, en el Hospital de San Isidro Melchor Posse. Fue victima de un abandono médico y practicas médicas salvajes. Hay 10 médicos imputados por homicidio en la causa. Lo que estoy persiguiendo es que se eleve a juicio oral, que estos médicos sean apartados de la medicina, que no puedan seguir ejerciendo y que cumplan con su condena. Por otra parte, el municipio de San Isidro lo único que hace es entorpecer, operar, hacer desaparecer pruebas y cooptar peritos. Quiero también que los responsables políticos tengan su condena.”

Fuente
elintransigente
Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados