Siete Fuegos Carnes
DestacadoEditoriales

¿Tenencia responsable?

Sin dudas el caso de Socorro ha movilizado a una parte de la sociedad. Denuncia penal mediante pidiendo por el esclarecimiento del caso al Poder Judicial y, como siempre, detrás corre el poder político.

El caso ya es conocido. Según las autoridades municipales, el perro fue levantado de la vía pública porque se encontraba atado en la vereda, donde también se encontraba una especie de “cucha”.  Esto derivó en denuncias efectuadas en Control Urbano y ahí deciden llevar a Socorro al Monte Frutal.

En síntesis, el perro aparece muerto a pocos metros del Monte Frutal y, obviamente, hay que deslindar responsabilidades. En este sentido, el departamento ejecutivo ha iniciado un sumario interno y separado del área a los involucrados hasta tanto y en cuanto se determine si son o no responsables.

Sekur -así era su nombre original- era un perro callejero que solía estar en una cerrajería a la vuelta de donde se encontraba atado, precisamente, en la vereda de la calle  Moreno entre Córdoba y Tucumán. Sekur visitaba ese domicilio donde una señora le daba de comer, y el perro, pongámosle de “común acuerdo”, decidió quedarse ahí.

Foto: Socorro atado por Calle Moreno

Cuando se conoce este lamentable y salvaje final de Socorro, aparece quien se dice ser dueña del perro, quien no vive en esta ciudad pero es azuleña. Se trata de la vecina Mariana Zubiri quien llamativamente no es quien radica la denuncia y tampoco fue quien se comunicó con Control Urbano para saber cómo hacía para recuperar al animal del Monte Frutal. Tampoco pudo llegar a participar de la reunión con concejales y Carlos Caputo y a pesar que la reunión duró tres horas, avisó que venía en viaje, pero nunca llegó.

¿Que entendemos cuando hablamos de Tenencia Responsable de Mascotas?

Que según el Decreto N° 1088/2011 “Programa Nacional de Tenencia Responsable y Sanidad de Perros y Gatos” en uno de sus artículos establece: Que la tenencia responsable y el cuidado sanitario de perros y gatos no sólo conlleva el mejoramiento del estado sanitario de los mismos, sino que también contribuye directamente al bienestar de la comunidad en su conjunto.

Que debe considerarse que la tenencia responsable implica proveer al animal de los requerimientos básicos para su bienestar, a saber: la salud, la alimentación adecuada, el espacio de descanso protegido de las inclemencias del tiempo, el espacio para eliminar sus residuos, recreación, entre otros aspectos.

¿Somos realmente responsables de nuestras mascotas?  En el caso de los “Perros Callejeros” no alcanza, y tampoco ayuda a tratar la problemática si solo nos ocupamos de darles agua y comida en la puerta de casas o negocios como se puede ver permanentemente. También hay que reconocer que hasta que se pone dinero para hacerse cargo de vacunas, y gastos de veterinarios.

No es para criticar esta actitud, sino para tratar de corregir. No se es más responsable por decir la remanida frase “yo tengo 10 perros en mi casa”- en algunos casos hasta podríamos citar el “Síndrome de Noé” consiste en acumular un gran número de animales de compañía en una vivienda-.

Tampoco sirve si el estado municipal no tiene un plan, ni los recursos necesarios para hacerse cargo de esta problemática, y ésta no es la primera vez que aparecen perros muertos.

Sin dudas la justicia deberá esclarecer este caso y el municipio rever su política en este tema. Aprovechar las buenas intenciones de los “proteccionistas” para trabajar en conjunto, y los dueños de mascotas contribuir a ser más responsables de lo que nos creemos.

 

Claudio Bevacqua

Director Posición Adelantada

Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados