Siete Fuegos Carnes
DestacadoNacionales

Reabrió la escuela de Moreno a 3 meses de la muerte de vicedirectora y auxiliar

La comunidad educativa de la escuela pública 49 Nicolás Avellaneda del partido bonaerense de Moreno reabrió hoy sus puertas a tres días de cumplirse tres meses de la muerte de la vicedirectora y un auxiliar por una explosión de gas a causa de una falla en una estufa.

“El día de hoy no es sencillo para nadie, pero creemos que el mejor lugar para nuestros alumnos es la escuela. Por eso, a partir de hoy la escuela 49 habilitó actividades pedagógicas para volver paulatinamente y evaluar el impacto psicológico en alumnos y docentes”, indicó a Télam la directora de Inspección general del ministerio de educación de la provincia de Buenos Aires, Adriana Frega.

Aclaró, además, que desde su área se gestionó para que la escuela esté “al 100 por ciento”, lo que significa que cambiaron los tanques de agua, realizaron una segunda revisión de los pozos y el sistema de calefacción y estará cubierto por aires acondicionados de frío y calor.

Con casi 900 obras en reparación en instituciones educativas del distrito de Moreno, Frega aseguró que se encuentran “trabajando ahora en la seguridad de los edificios educativos, en una segunda etapa se realizarán las obras a mediano plazo para poner en valor los edificios y una tercera fase incluirá obras mayores”.

“En total son 3 mil las obras en toda la provincia en Buenos Aires y niveles de prioridad en la intervención de los servicios. Sin contar con que son 12 mil servicios educativos en total”, detalló la directora de inspección.

Un docente de la escuela 49 reveló hoy al canal de noticias C5N que las autoridades del ministerio habían informado que la escuela reabriría hace diez días atrás, pero la comunidad educativa rechazó las condiciones en las que se encontraba el establecimiento.

“Hicimos una asamblea con docentes y nos dimos cuenta que había cosas que faltaban arreglar, como cambiar los tanques de agua, filtraciones en los baños, revisar los pozos porque desbordaban desperdicios pero hoy es una escuela segura”, indicó un docente llamado Hernán.

Agregó, también, que “hoy es un día muy difícil para todos” y que estarán pendientes sobre “cómo transitarán su regreso los alumnos”.

El docente indicó, a su vez, que trabajarán un plan de contingencia de los contenidos de acá a fin de año y que los alumnos asistirán a la institución con un horario reducido, debido a que son 400 alumnos que realizan jornada completa.

La reapertura se produce luego de que el pasado 2 de agosto la vicedirectora Sandra Calamano y Rubén Orlando Rodríguez, portero de la institución, fallecieron tras una explosión por un desperfecto en la alimentación del “gas envasado”.

Por el hecho, la escuela cerró sus puertas para ser refaccionada y se instruyó una investigación en la UFI 8 esa localidad, a cargo de la fiscal Gabriela Urrutia.

Fuente
La Voz de Tandil
Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados