Siete Fuegos Carnes
DestacadoInternacionales

Donald Trump prohibió que vuelen los Boeing 737 MAX en Estados Unidos tras las tragedias

El país en el que se encuentra la fábrica de esos aviones los deja en tierra. En Etiopía e Indonesia murieron 346 personas.

El presidente Donald Trump anunció este miércoles un plan para dejar en tierra a todos los Boeing 737 MAX 8 y MAX 9 en Estados Unidos, en medio de una fuerte presión tras el segundo accidente fatal de una de estas aeronaves en los últimos cinco meses.

“Emitiremos una orden de prohibición de emergencia respecto a todos losvuelos de los 737 MAX 8 y 737 MAX 9”, dijo Trump a periodistas en la Casa Blanca.

El periódico The Wall Street Journal afirmó que el cambio en el software debía estar listo para enero, pero se demoró por las discusiones entre la compañía y la Administración Federal de Aviación (FAA, según sus siglas en inglés). El último shutdown del gobierno federal congeló los avances por alrededor de un mes.

La FAA dijo que la decisión se tomó a partir de la “recopilación de datos y la nueva evidencia” recopilada en las últimas horas sobre el último accidente. Canadá, que había anunciado la suspensión del avión un rato antes que Estados Unidos, aportó información satelital que mostraba similitudes entre ambas tragedias.

La agencia dijo que la veda al avión permanecerá vigente “hasta que se realicen investigaciones adicionales”, sin especificar fecha alguna.

La reacción de Boeing

Boeing emitió un comunicado en el que insistió en que tenía “plena confianza en la seguridad del 737 MAX”, pero que, sin embargo, luego de realizar consultas con la Administración Federal de Aviación y la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de Estados Unidos (NTSB, por sus siglas en inglés) y otras autoridades de aviación y clientes de todo el mundo, había determinado, “por abundante precaución y para tranquilizar al público sobre la seguridad de la aeronave” recomendar la suspensión temporal de las operaciones de toda la flota mundial de aeronaves 737 MAX.

Boeing emitió un comunicado en el que insistió en que tenía “plena confianza en la seguridad del 737 MAX”, pero que, sin embargo, luego de realizar consultas con la Administración Federal de Aviación y la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de Estados Unidos (NTSB, por sus siglas en inglés) y otras autoridades de aviación y clientes de todo el mundo, había determinado, “por abundante precaución y para tranquilizar al público sobre la seguridad de la aeronave” recomendar la suspensión temporal de las operaciones de toda la flota mundial de aeronaves 737 MAX.

“En nombre de todo el equipo de Boeing, extendemos nuestras más sinceras condolencias a las familias y seres queridos de aquellos que han perdido la vida en estos dos trágicos accidentes”, dijo Muilenburg.

“Estamos haciendo todo lo posible para comprender la causa de los accidentes en asociación con los investigadores, implementar mejoras de seguridad y ayudar a garantizar que esto no vuelva a suceder”, prometió.

Fuente
MinutounoLa Nacion
Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados